Los diferentes tipos de implantes de senos

En este artículo veremos los diferentes tipos de implantes de senos que debes elegir cuando consideres la mamoplastia de aumento.

La buena noticia es que la decisión será bastante fácil. Hay dos tipos de implantes disponibles, y como verás, uno de ellos es una elección clara para la mayoría de los cirujanos plásticos.

Sigue leyendo para saber cuál es…

Los dos tipos de implantes de senos

Los implantes mamarios pueden hacerse de uno de estos dos tipos de material:

  1. Solución Salina
  2. Silicona

Implantes de Solución salina

Los implantes mamarios de solución salina están compuestos por una cubierta de silicona rellena con agua salada estéril o solución salina.

Pros de los implantes de solución salina

  • Solución natural. Los estudios han demostrado que los implantes de solución salina y de silicona son completamente seguros. Sin embargo, algunas mujeres se sienten aún más cómodas sabiendo que estos implantes están llenos de una solución natural que el cuerpo puede absorber de forma fácil y segura, en caso de que se produzca una fuga o una ruptura.
  • Adaptabilidad. El tamaño de los implantes de solución salina se puede ajustar en el momento de la cirugía. Esto es particularmente útil para las mujeres que tienen senos de diferentes tamaños (aunque los implantes mamarios de silicona también vienen en varios volúmenes).
  • Relleno en la parte superior del pecho. Los implantes de solución salina pueden producir el grado más alto de relleno en el polo superior: la parte superior de la mama, sobre el pezón. Los senos, no son naturalmente acolchados en esta área. La gravedad baja el pecho, lo que le da un declive de arriba a abajo. Si bien la silicona y la solución salina pueden proporcionar una sensación de relleno en esta área, es posible que los implantes de solución salina sean mejores para dar una apariencia más "llena".
  • Incisiones más pequeñas, y más discretas. Otro beneficio del uso de implantes salinos es que requieren incisiones más pequeñas y se pueden introducir a través de cualquier punto de incisión, incluso debajo del brazo. Los implantes de silicona están vacíos cuando se insertan en la cápsula del seno. Una vez que están en su lugar, el cirujano los llena con la cantidad de líquido deseada. Esto le permite al cirujano hacer incisiones más pequeñas y le brinda más opciones sobre dónde realizar la incisión que si tuviera que usar implantes de gel de silicona.
  • Detección de fuga en implantes. Ya que el cuerpo absorbe la solución salina, se podrá notar de inmediato si se produce una fuga o una ruptura en el implante. Esto también significa que el problema se puede abordar de forma rápida y sencilla
  • Es menos costoso. Los implantes salinos generalmente cuestan un poco menos que los implantes de silicona.
  • Una larga historia. Los implantes de solución salina se fabricaron por primera vez en Francia en 1964 y han demostrado ser muy seguros y confiables.
  • Son fáciles de arreglar. Si un implante de solución salina se rompe o gotea, el líquido salino simplemente es absorbido por el cuerpo. Después de todo, la solución salina es realmente agua salada a un grado médico. Una vez que el líquido se haya filtrado, quedarás con la cápsula de silicona que puede ser retirada y reemplazada fácilmente con un nuevo implante.

Desventajas de los implantes de senos de solución salina

  • Los implantes salinos se sienten un poco más firmes y menos como tejido natural de los senos en comparación con los implantes de silicona.
  • Los implantes salinos son más propensos a romperse que los implantes de silicona.
  • Con implantes de solución salina es más probable que se produzca "ondulaciones" en la piel que con implantes de silicona
  • Los implantes salinos pesan un poco más que los implantes de silicona, lo que aumenta ligeramente el riesgo de "tocar fondo" debido a la gravedad.

Implantes de silicona

Al igual que los implantes salinos, los implantes de silicona también tienen una cubierta de silicona, sin embargo, están rellenos con un gel de silicona cohesivo, un polímero inerte no sensible o reactivo a alergias humanas conocidas.

El gel puede variar al tacto, yendo de muy suave a más firme, dependiendo del nivel de cohesión.

¿Te preguntarás a qué me refiero con “cohesión”?

Un gel cohesivo se encuentra en un estado semisólido. Si abres un implante de gel de silicona cohesivo, verás que el gel permanece intacto.

Hay diferentes niveles de cohesión, los implantes de gel más cohesivos, a menudo son denominados implantes de “Oso Gomoso”, siendo estos los más firmes de todos.

El video al principio de esta pagina te mostrará fácilmente cómo se ve un implante de gel cohesivo cuando se abre.

Ventajas de los implantes de silicona

  • Sensación más natural. El mayor "pro" de los implantes de silicona es que visiblemente producen el mejor resultado, con una sensación natural. Son los implantes más naturales y con más suavidad al tacto disponibles.
  • Menos anormalidades visibles. Con los implantes de silicona, es menos probable que ocurra una "ondulación" que con los implantes de solución salina.
  • Sin fugas. No se filtran como sucede con la solución salina debido a la naturaleza cohesiva de los implantes de gel. Sin embargo, los implantes de gel menos cohesivos pueden permitir que el gel penetre en la cavidad mamaria o el tejido circundante.

Desventajas de los implantes de silicona

  • Debido a que son insertados en su tamaño original, los implantes de gel de silicona necesitan aberturas más grandes, lo que significa incisiones en la piel más grandes que aquellas que se hacen para los implantes de solución salina. Esto limita las opciones de donde hacer la incisión. En este caso, la ubicación más popular para la incisión es en la base del seno.
  • Es más difícil de detectar "fugas". Puede ser difícil saber si un implante ha fallado, dependiendo de cuán cohesivo sea el gel. Incluso los implantes básicos de gel no se comportan como solución salina cuando se rompen. Los implantes de gel realmente no gotean. La descripción más precisa de esta falla sería que se rompen. El gel permanecerá dentro de la cubierta del implante o simplemente se deslizará hacia un bolsillo del seno.
  • Un mayor costo. Los implantes de gel de silicona son más costosos que los de solución salina.
  • Necesitarás resonancias magnéticas regulares para detectar rupturas. Con los implantes de gel, tendrías que hacerte una resonancia (TMR) tres años después de la cirugía de implante y luego una resonancia aproximadamente cada dos años para detectar alguna ruptura silenciosa. Si tus implantes se rompen, deberás extraerlos o reemplazarlos.
  • Es más difícil y costoso de arreglar. Si se rompe un implante de gel básico o menos cohesivo, el gel puede encontrar su camino hacia el tejido circundante, especialmente si el implante se coloca por debajo del músculo. La naturaleza del gel hace que se adhiera al tejido circundante, como un chicle pegado al zapato. Esto puede hacer que sea más difícil de eliminar. Primero, se necesita más tiempo para eliminar todos los pequeños globos de silicona. La eliminación de la silicona a menudo requiere que se retire parte del tejido circundante. Y como los cirujanos cobran por su tiempo, esto significa un mayor costo para reparar la ruptura.
  • Tener implantes mamarios puede hacer que sea más difícil realizar una mamografía, pero se pueden hacer radiografías especiales.
(Arriba: El cirujano plástico que demuestra cómo reacciona un implante mamario de silicona al romperse)
(Arriba: El cirujano plástico que demuestra cómo reacciona un implante mamario de silicona al romperse)

NOTA: Los implantes de gel altamente cohesivos permanecen más intactos que los implantes de gel básicos.

Entonces, de los dos tipos de implantes mamarios, ¿cuál es el más preferido por los cirujanos plásticos?

Bueno, con todos los puntos negativos de la lista del implante de silicona, puedes sorprenderte al saber que la mayoría de los cirujanos plásticos prefieren los implantes mamarios de silicona.

Según la encuesta internacional ISAPS 2017 sobre procedimientos estéticos y cosméticos, en Colombia se realizaron 43.390 cirugías de aumento mamario con implantes de senos de silicona, frente a sólo 150 cirugías con implantes de solución salina.