Riesgos de mamoplastia de aumento con implantes de senos

En este artículo vemos los riesgos de la mamoplastia de aumento con implantes de senos

Como cualquier cirugía, la mamoplastia de aumento conlleva riesgos. En este artículo, veremos algunos de los riesgos específicos del aumento de senos.

Contractura capsular

Cuando un objeto extraño es puesto dentro del cuerpo, se espera que el cuerpo reaccione. En el caso de los implantes mamarios, el cuerpo reacciona formando una cubierta o cápsula de tejido cicatricial alrededor del implante.

Esta cápsula puede ayudar realmente a mantener los implantes mamarios en su lugar.  Pero a veces este tejido cicatricial se vuelve más duro de lo normal y se contrae alrededor del implante. Esto se llama “contracción capsular”. La contracción capsular no es poco común. Le sucede a aproximadamente a 1 de cada 6 mujeres.

Si el tejido alrededor del implante se contrae hasta el punto en que el (los) implante(s) se desfiguren o causen dolor, deberás hablar con tu cirujano acerca de un procedimiento para solucionar el problema.

La mayoría de los casos de contracción capsular ocurrirán dentro de los 2 años siguientes de recibir los implantes, pero pueden ocurrir en cualquier momento, desde unas pocas semanas hasta muchos años después del procedimiento.

Sigue leyendo para ver qué causa la contracción capsular y qué se puede hacer para evitar que suceda.

De todos los riesgos de una mamoplastia de aumento con implantes de senos, el más común es la contractura capsular
Implantes de senos retirados por contracción capsular
Aquí puedes ver implantes de pecho a los que se les ha quitado la contractura capsular
Aquí puedes ver implantes de pecho a los que se les ha quitado la contractura capsular

¿Qué Causa la Contractura Capsular?

Nadie puede decir con certeza qué causa la contractura capsular, pero hay algunos factores que se han centrado en los posibles culpables.

Prevención de la Contractura Capsular

La verdad es que no hay una manera segura de protegerse contra la contractura capsular. Es solo una de las cosas a las que nos arriesgamos al someternos a una cirugía de aumento de busto. Pero hay cosas que puedes hacer para disminuir este riesgo:

Dejar de fumar. Este es un tema común con todas las formas de cirugía plástica. Fumar dificulta la recuperación de tu cuerpo. Así que, si necesitabas otra razón para dejar de fumar, aquí está.

No estires demasiado tus senos. Si insistes en que tus implantes sean más grandes de lo que tus pechos pueden acomodar, estás buscando problemas. Si realmente deseas tener una gran talla, la mayoría de los cirujanos te sugerirán ir paso a paso y someterte a múltiples cirugías de implantes, aumentando gradualmente el tamaño de implante con cada procedimiento.

Minimizar el contacto con los implantes. Cuanto más tu cirujano tenga que manipular el implante antes de la cirugía, mayor será el riesgo. Todos los cirujanos certificados deben saber esto. Así que asegúrate de elegir a una persona calificada para realizar la cirugía.

Haz que te pongan los implantes debajo del músculo. Cuando se coloca el implante debajo del músculo, el músculo proporciona una protección parcial al implante.

Da masajes a tu busto: masajear suavemente tus senos mientras se curan de la cirugía puede ayudar a prevenir la contractura capsular al estimular el tejido mamario para que permanezca flexible. Sin embargo, este método no ha demostrado su eficacia en ningún estudio importante.

NOTA: Nunca molestes el tejido de tus senos mientras se están curando de la cirugía sin primero obtener la autorización de tu cirujano. De lo contrario, puedes dañar el tejido y hacer más probable que aparezca la contractura capsular.

Corregir Una Contractura Capsular

Si la contracción capsular está causando una malformación grave de tus senos o te está causando dolor, entonces la mejor opción, y realmente la única opción, es someterte a una cirugía.

Con esta cirugía correctiva, el cirujano extirpará el implante afectado, retirará la cápsula y reemplazará el implante.

Si la contractura fue causada por un implante dañado, por supuesto que necesitarás un implante nuevo.

Este procedimiento, sin embargo, no ofrece ninguna garantía de que el problema no se vuelva a presentar.

De hecho, históricamente la probabilidad de que vuelva a suceder aumenta después de la cirugía hecha para solucionar el problema presentado en primer lugar. Y puede que exista una razón para que esto suceda…

Como se mencionó anteriormente, cada vez más cirujanos están aceptando la idea de que las bacterias causan contractura capsular formando una biopelícula alrededor del implante.

Estos cirujanos consideran que puede ser útil corregir la contractura en dos pasos:

Primero, operar para quitar el implante afectado y esperar seis meses para que las bacterias desaparezcan del sitio.

Segundo, volver a operar para reemplazar el implante.

Ahora, obviamente, esto no es ideal. ¿Quién quiere caminar por ahí con senos disparejos?

Por ahora, lo mejor que puedes hacer es buscar un cirujano que tenga amplia experiencia en el aumento de senos y que tenga una tasa baja en casos de contractura capsular.

¿Es el cáncer uno de los riesgos de una mamoplastia de aumento con implantes de senos?

Sí, es cierto que el cáncer es uno de los riesgos de un mamoplastia de aumento. 

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) ha vinculado los implantes mamarios con una forma de cáncer llamada “linfoma anaplásico de células grandes asociado a implantes mamarios (BIA-ALCL, por sus siglas en inglés)”. Ha sido clasificado por la Organización Mundial de la Salud como una forma única de ALCL que puede desarrollarse después del uso de implantes mamarios.

La BIA-ALCL es de hecho un cáncer del sistema inmunológico, no un cáncer de mama. La buena noticia es que es raro y muy tratable.

A partir del 1 de febrero de 2017, la FDA recibió 359 informes de implantes mamarios asociados con ALCL. Además, se han atribuido 9 muertes a esta enfermedad.

Los 231 informes presentados incluyen información sobre qué tipo de superficie tenían los implantes. De esos informes, 203 (87%) informaron que se utilizaron implantes texturizados.

El informe de la FDA continúa diciendo que los casos más frecuentes de BIA-ALCL se encuentran en pacientes que se someten a operaciones de revisión de implantes debido a una acumulación de líquido alrededor del implante.

Según la literatura más actualizada, la mitad de estos casos notificados se diagnosticaron alrededor de 7-8 años después de recibir los implantes.

Para poner esto en perspectiva, se realizaron 333,392 cirugías de aumento mamario en los Estados Unidos en 2017, lo que representa aproximadamente el 40% del total de cirugías del mundo.

Esto significa que de todos los informes recibidos hasta 2017 estos casos representan sólo el 0,1% de las cirugías realizadas en un solo país en un año.

Es un porcentaje pequeño para sentirse seguro, pero el propósito de esta guía es brindarte toda la información que necesitas para tomar una decisión informada.

El Problema de burbuja doble

Aparte de la contracción capsular, el otro riesgo de una mamoplastia de aumento de senos al que se enfrenta es la formación de una “doble burbuja”.

En primer lugar, así es como luce…

Muy simple, esto sucede cuando la parte inferior del implante se mueve por debajo de la base natural del seno.

Esto puede suceder por una variedad de razones:

El otro riesgo de una mamoplastia de aumento de senos al que se enfrenta es la formación de una "doble burbuja"

Si tienes senos pequeños y con poca piel, el implante puede ser forzado a moverse por debajo de la base natural del seno.

El músculo tira del pecho hacia arriba sobre el implante. En los casos en los que el implante ha sido situado por debajo del músculo, el músculo puede terminar creando una burbuja al contraerse.

Imagen de cómo se forma la doble burbuja. La doble burbuja es uno de los riesgos de una mamoplastia

La incisión se realiza debajo de la base del busto. Si la incisión se hace demasiado abajo, el implante termina siendo ubicado demasiado bajo. Cuando se cierra la incisión, el resultado es una burbuja formada por el implante puesto de manera incorrecta.

El implante mamario se mueve hacia abajo (es desplazado hacia abajo). Si los implantes mamarios se salen del bolsillo y se deslizan hacia abajo, puede crear un efecto de burbuja doble.

La flacidez del tejido mamario. Con el tiempo, es natural que los senos se caigan. Sin embargo, si la cantidad de flacidez llega a ser tanta que el pliegue del pecho se mueva hacia abajo, debajo del implante, se puede formar una burbuja.

En la cirugía de implantes mamarios, como en la vida, no hay garantías.

A veces las cosas no salen como esperabas. Un aumento de senos puede significar sufrir una contractura capsular. O tal vez un implante roto. O la temida burbuja doble.

Podría significar que después de vivir con tus nuevos senos por un tiempo, te has dado cuenta que has elegido el tamaño incorrecto (demasiado pequeño o demasiado grande).

Si han pasado algunos años desde que te pusieron los implantes mamarios, también podría significar que la gravedad no ha sido piadosa con tus senos y se ven más caídos de lo que quisieras que lucieran.

Para algunas mujeres, significa un embarazo, o dos … o tres, -el después de- tener implantes deja a las mujeres un poco… bastante … devastadas.

Cualquiera que sea la razón, si no estás contenta con tus senos después de la cirugía de aumento de busto, es posible que desees considerar algo que se llama Corrección del aumento mamario.

Cada cirugía de corrección es diferente ya que depende del problema a corregir.

El cirujano intentará usar el mismo lugar de incisión que usó en la cirugía original. El único lugar donde no podrán hacer esto es con incisiones debajo del brazo. Si tu incisión original estaba debajo del brazo, la incisión de corrección se realizará en otra parte.