Los riesgos de la liposucción

Al igual que cualquier cirugía, la liposucción tiene riesgos, algunos relacionados con la cirugía y otros específicos de la liposucción. A continuación, se detallan los riesgos de la liposucción…

Irregularidades en el contorno

El más común de todos los riesgos de la liposucción es el de los contornos irregulares.
El más común de todos los riesgos de la liposucción es el de los contornos irregulares.
Quizás el más común de todos los riesgos de la liposucción es el de los contornos irregulares.Las irregularidades en el contorno ocurren cuando un cirujano remueve demasiada grasa, o muy poca de un punto en particular, causando una deformación de la forma del área que se está trabajando.Las irregularidades también pueden ocurrir durante el uso del láser si el cirujano se acerca demasiado a la superficie de la piel. Se promueve el uso del láser para ayudar a tensar el aspecto de la piel después del procedimiento, pero si no se hace correctamente, la piel puede quedar con un aspecto dañado y deformado.Independientemente del método utilizado, si se extrae demasiada grasa de una zona, puede quedar piel caída o con bultos.Mientras hablamos de la liposucción láser, otras irregularidades del contorno asociadas con este método de liposucción incluyen quemaduras de la piel, decoloración de la piel y cicatrices.La buena noticia es que los riesgos de las irregularidades del contorno o de la piel disminuyen en gran medida si se elige un cirujano calificado y experimentado.

Desequilibrio de fluidos y electrolitos

Cuando se elimina la grasa del cuerpo, se afectan otros sistemas – específicamente, los niveles de líquidos y el equilibrio de electrolitos.Cuando se extrae la grasa, el cuerpo la reemplaza con líquido del torrente sanguíneo. Cuanta más grasa se extrae, más se afectan estos niveles. Extraer demasiada grasa de una sola vez puede causar un choque en el cuerpo y una acumulación de líquido.Generalmente, los cirujanos limitarán la cantidad de aspirado que se extrae de su cuerpo a 5 litros.

Infección

Cada vez que haces una incisión en el cuerpo, corres el riesgo de infección. Sin embargo, este riesgo se minimiza con el uso de antibióticos, que se administran durante y después de la cirugía.En casos raros, sin embargo, si un órgano o el intestino es perforado por la cánula, y la lesión no es diagnosticada inmediatamente, una infección puede ocurrir. Si no se detecta a tiempo, la infección puede provocar la muerte.

Sangrado

Cuando se realiza con líquido tumescente, la liposucción resulta en muy poco sangrado. Esto se debe a que el líquido tumescente contiene epinefrina que constriñe los vasos sanguíneos. Es tan efectivo para minimizar el sangrado que se puede esperar que alrededor del 1% del líquido removido sea sangre.El sangrado excesivo durante o después de la cirugía de liposucción es inusual. Las causas del sangrado excesivo pueden incluir
  • Sacar demasiada grasa de una sola vez.
  • Enfermedad de la sangre en el paciente (hemofilia)
  • Perforación intraabdominal. Puede producirse un sangrado excesivo si la cánula perfora un órgano interno dentro de la cavidad abdominal (en caso de liposucción abdominal).

Hematoma o Seroma

Cuando el sangrado se produce en un espacio cerrado bajo la piel, se llama hematoma. Cuando el suero se acumula en un espacio cerrado debajo de la piel se llama seroma.Ambas condiciones – hematoma y seroma – son riesgos asociados con la liposucción.

Necrosis de la piel

La necrosis de la piel es cuando las células de la piel en un área mueren.La muerte celular durante la liposucción ocurre cuando las células se dañan irreparablemente debido a que se queman durante la liposucción con láser.La necrosis puede ocurrir si el tejido que suministra sangre y oxígeno a la piel está muy dañado durante el procedimiento.Por último, la necrosis de la piel puede ocurrir debido a un tipo raro de infección bacteriana.

Cambios en la sensibilidad de la piel

Cuando alguien mueve rápidamente un tubo dentro y fuera del tejido debajo de la piel, existe la posibilidad de que los nervios que controlan la sensibilidad de la piel se vean afectados.Es posible que descubras que hay áreas de la piel en las que su sensibilidad se ha visto afectada negativamente. Si experimentas una pérdida de sensibilidad en la piel, asegúrate de informar a tu médico para que pueda controlar tu situación.

Embolia

Es raro, pero cuando te sometes a una liposucción puedes experimentar una embolia – ya sea causada por un coágulo de sangre (tromboembolia) o por un coágulo de grasa (embolia de grasa) que se dirige a los pulmones.Otro riesgo común de cualquier cirugía es la formación de coágulos de sangre en las piernas – a menudo debido a la inactividad. Es importante que te levantes y muevas lo antes posible después de la cirugía.

Riesgos generales de la liposucción

La liposucción es una cirugía. Y la cirugía conlleva algunos riesgos:

El mayor de los riesgos de la liposucción

El mayor riesgo de la liposucción es elegir el médico equivocado.
Sólo porque tu dentista pueda hacer legalmente una liposucción no significa que deba.
El mayor riesgo de la liposucción es que la persona equivocada realice el procedimiento.La liposucción es una cirugía y sólo debe ser realizada por un médico que se haya especializado en cirugía plástica y que esté capacitado en el procedimiento de la liposucción.No confíes tu apariencia, y más importante aún, tu salud a un “cosmetólogo”, “médico estético”.Técnicamente, cualquier médico puede realizar una cirugía plástica. Eso significa que incluso tu dentista podría legalmente realizar una liposucción. Pero sólo porque puedan no significa que deban hacerlo. El hecho de que tu dentista quiera ganar dinero fácil no significa que  debas ser el que arriesgue tu salud.

Reducción de los riesgos de la liposucción

Sí, la liposucción tiene sus riesgos. No, no significa que no debas considerarlo. Cuando se hace correctamente, la liposucción puede mejorar dramáticamente tu apariencia.Sin embargo, debes recordar que la liposucción no es un remedio para la pérdida de peso. Si tienes dificultades para mantener tu peso, la liposucción no te ayudará. Tu puedes (y lo harás) aumentar la grasa después de la cirugía si continúas haciendo lo que has hecho en el pasado.Además de elegir un cirujano calificado y con experiencia, a continuación encontrarás algunas cosas que puedes hacer para minimizar los riesgos de la cirugía de liposucción:
  • Dejar de fumar. Fumar afecta negativamente la capacidad de tu cuerpo para sanar, y puedes presentar problemas cuando estás bajo anestesia general. Se aconseja que dejes de fumar por lo menos 6-8 semanas antes de la cirugía y que te abstengas de fumar por lo menos durante ese tiempo después de la cirugía, para permitir que tu cuerpo sane.
  • Se honesto acerca de tus antecedentes de salud. Es fundamental que te comuniques abierta y honestamente con tu médico acerca de tus antecedentes de salud para que pueda aconsejarte adecuadamente sobre el mejor curso de acción.
  • Muevete  tan pronto tu médico te dé la autorización para hacerlo, debes levantarte y moverte para reducir la aparición de coágulos de sangre.
  • Come y bebe alimentos saludables. Esto no hace falta decirlo en ningún momento, pero antes y después de la cirugía, tu cuerpo necesita energía buena, limpia y saludable para sanar.