Preparación para el procedimiento de liposucción

Una vez que hayas encontrado a tu cirujano y hayas reservado tu cirugía, tu cirujano te dará algunas instrucciones para ayudarte a prepararte para el gran día. Aquí hay una lista de cosas que puedes esperar, además de algunas que el médico puede no mencionar.

Enlistar todos los medicamentos y suplementos (En, y durante la consulta)

Dale a tu cirujano una lista detallada y COMPLETA de todos los medicamentos y suplementos que estás tomando. No dejes nada por fuera. Incluso el té de hierbas más inocuo podría afectar tu cirugía. Asegúrate de informar a tu médico sobre cualquier bebidas herbales, alimentos o suplementos que tomes junto con los medicamentos recetados.

Evita los productos con tabaco (2-4 semanas antes de la cirugía)

Fumar retrasa la sanación, puede aumentar el sangrado y crear otras complicaciones peligrosas. Fumar también reduce el flujo sanguíneo a través del sistema circulatorio, lo que inhibe la capacidad de tu cuerpo para sanar durante la recuperación fundamental postquirúrgica.

Evita los productos con tabaco (2-4 semanas antes de la cirugía)

Fumar retrasa la sanación, puede aumentar el sangrado y crear otras complicaciones peligrosas. Fumar también reduce el flujo sanguíneo a través del sistema circulatorio, lo que inhibe la capacidad de tu cuerpo para sanar durante la recuperación fundamental postquirúrgica.

Si fumas o usas productos con tabaco, tu médico te indicará que los elimines antes y después de la cirugía. Cuánto tiempo antes y después depende del médico. La mayoría de los cirujanos recomiendan evitar TODOS los productos con tabaco durante un mes antes y un mes después de la cirugía.

Arreglos para el regreso a casa (La semana antes de la cirugía)

Independientemente del tipo de anestesia que uses, necesitarás regresar a tu casa desde la clínica o el hospital. Y necesitarás que alguien se quede contigo durante al menos 24 horas después de la cirugía.

No pienses que simplemente puedes llamar a un Uber después de la cirugía. Algunos médicos cancelarán tu cirugía si no cuentas con un conductor dispuesto para llevarte a casa. Esto significa que no hay posibilidad de taxis o Ubers.

Haz los preparativos para que un amigo o familiar te acompañe durante la cirugía y te lleve a tu casa cuando estés autorizado a abandonar el hospital.

Abastécete de lo esencial (La semana antes de la cirugía)

Antes de tu cirugía, dirígete a una farmacia y compra algunos artículos quirúrgicos postoperatorios. Aquí hay una lista de las cosas que tu médico podría sugerir …

  • Jabón antibacterial;
  • Ablandador de heces o laxante (si te administran algún tipo de narcótico, pueden causar estreñimiento).
  • Un buen suministro de material de lectura, lector electrónico o tableta;
  • Una almohada de viaje en caso de que necesites dormir sentado y no quieres darte la vuelta;

Quítate la joyería (El día antes de la cirugía)

La noche antes de tu cirugía, asegúrate de quitarte todas las joyas incluyendo todas las joyas de perforaciones.

Báñate muy bien (Día antes y Día de la cirugía)

Es probable que te pidan que te duches la noche anterior y la mañana de la cirugía. La mayoría de los cirujanos le piden que se laven el cabello, la cara y el cuerpo con champú y jabón.

Después de la ducha, no te pongas ningún tipo de …

  • Desodorante;
  • Antitranspirante;
  • Maquillaje;
  • Crema limpiadora;
  • Hidratante
  • Colonia o perfume.

Tienes que llegar a la cirugía “au naturel”/ “al natural”. Si tu piel no está limpia, puede dificultarle al cirujano hacer las marcas necesarias en tu cuerpo y dificultarle al anestesiólogo monitorear tus signos vitales si se usa algo más que sólo anestesia local.

No dejes que nada pase por tu boca (8-12 horas antes de la cirugía)

Si vas a estar bajo la influencia de cualquier tipo de anestesia diferente a la anestesia local, la mayoría de los cirujanos te pedirán que no bebas ni comas nada 8-12 horas antes de la cirugía, incluso masticar chicle o menta.

No puedes tener nada en el estómago. Esto es dado el caso que vomites bajo los efectos de la anestesia. Si tu estómago contiene algún tipo de líquido, podría ingresar a los pulmones y poner en grave peligro tu salud.

Vístete cómodo (Día de la cirugía)

El día de la cirugía, querrás vestirte como si fueras para una pijamada.

  • Ropa holgada;
  • Nada que tengas que halar por encima de tu cabeza;
  • Zapatillas o pantuflas;

Confirma el trabajo que se realizará (Día de la cirugía)

Justo antes de la cirugía, tu cirujano debe realizar lo que se conoce como un protocolo universal, presentado por la Joint Commission el 1 de julio de 2004. Su propósito es confirmar algunas piezas vitales de información, y tiene tres pasos:

A) Confirmar la identidad del paciente. Quieren asegurarse de que tengan al paciente adecuado, por lo que te pedirán que confirmes tu nombre y fecha de nacimiento.

B) Confirmar qué se va a operar. Marcarán el área quirúrgica para asegurarse de que ambos sepan qué va a ser operado. Esto generalmente ocurre en una zona justo afuera de la sala de cirugía.

C) Tomarse un “descanso/ break”. El “tiempo muerto” quirúrgico se realiza justo antes de la operación en sí y consiste en que el cirujano confirme la posición del paciente durante el procedimiento, la disponibilidad de todos los documentos necesarios y relevantes, los rayos X, los instrumentos y la necesidad (si la hubiera) de antibióticos preoperatorios.

IMPORTANTE: te sorprendería saber las muchas veces que un médico abre la parte incorrecta del cuerpo para una cirugía, o incluso con qué frecuencia se realiza el procedimiento incorrecto, eliminando o dañando el tejido que está perfectamente sano.

Si vas a someterte a una cirugía por fuera de los Estados Unidos O Canadá, asegúrate de preguntar a tu cirujano en la consulta inicial si se utiliza este procedimiento o algo similar.

En la siguiente sección veremos cómo se verá el proceso de recuperación.