Tipos de anestesia por liposucción

Una vez que hayas decidido el método de liposucción adecuado para ti, la otra decisión que debes tomar es qué tipo de anestesia se utilizará.

Tus opciones son…

  • Anestesia Local (sólo fluido tumescente)
  • Fluido tumescente más sedación oral
  • Fluido tumescente más sedación intravenosa
  • Anestesia general (con o sin fluido tumescente)

En esta sección veremos las opciones, una por una, y trataré de darte los pros y los contras de cada una.

Sólo líquido tumescente

Como se mencionó en la última sección, el líquido tumescente es usado ampliamente en la liposucción para adormecer el área a trabajar, reducir la pérdida de sangre y ayudar a que el cirujano elimine la grasa.

El fluido tumescente permite al médico realizar la liposucción con el paciente completamente despierto.
El fluido tumescente permite al médico realizar la liposucción con el paciente completamente despierto.

Debido a que el líquido tumescente adormece el área en la que se está trabajando, muchos médicos promueven el hecho de que puede realizarse una liposucción estando completamente despierto sin necesidad de someterse a anestesia general. Hacen que parezca que tener una Lipo es como una visita al peluquero, y simplemente no es así.

Todavía es un procedimiento quirúrgico.

Entendiendo eso, echemos un vistazo a algunas de las razones dadas por los cirujanos plásticos para realizar una liposucción solamente con anestesia local y por qué podría considerarse otra alternativa.

MEJOR PARA

La anestesia local o sólo tumescente parece funcionar mejor cuando el área para trabajar es pequeña, como la cara, los brazos o las llanticas (laterales).

Sin embargo, hay cirujanos, como el Dr. Jeffrey Klein, el inventor de la liposucción tumescente, que siente que puede trabajar áreas más grandes como el abdomen o la espalda con solo anestesia local.

Pros y contras de la anestesia tumescente (local)

 

No hay necesidad de ayunar antes del procedimiento. Cuando se te administra anestesia general, debes ayunar durante un período prolongado antes de administrarte la anestesia. Con anestesia local, no es necesario ayunar e incluso puedes tomar un refrigerio ligero antes de dirigirte a las instalaciones del cirujano plástico.

No te da “resaca” de la anestesia general. Algunas personas son muy sensibles a la anestesia general y experimentan algunos efectos secundarios desagradables.

Rápida recuperación. Con la liposucción tumescente, cuando se realiza el procedimiento, se puede salir de la clínica casi que inmediatamente después del procedimiento (con ayuda, por supuesto). Y no, no puedes conducir a casa. De acuerdo con el Dr. Klein, volverás al trabajo en dos días y podrás realizar ejercicio en 2-5 días.

Puede causar angustia en el paciente. No sé ustedes, pero la primera vez que vi un video de una liposucción, me sentí un poco incómodo. En realidad, no son nada tiernos cuando mueven la cánula hacia adelante y hacia atrás por toda el área que se está succionando. A veces podría jurar que la cánula iba a atravesar la piel. Para algunas personas, el estar despiertos y ver el procedimiento los puede hacer sentir incómodos, mareados o ansiosos. Otra fuente de ansiedad proviene de tener que permanecer mayormente inmóvil durante una o dos horas. Si usted es el tipo de persona que tiene dificultad para permanecer sentado viendo una película, es posible que desee reconsiderar estar despierto para este procedimiento. Si el médico le toca esperar a que dejes de estar nervioso, le tomará más tiempo afectando el resultado final.

Aun así, puede ser doloroso. Muchas personas que se someten a la liposucción tumescente lo hacen con poco o ningún dolor o incomodidad. Pero esto no significa que no pueda ser doloroso. De hecho, hay momentos en que la congelación/el adormecimiento no es suficiente y los pacientes experimentan dolor durante el procedimiento. Cuando el médico tiene que detenerse para ayudarte a controlar tu dolor o administrarte más líquido anestésico, suceden varias cosas …

Tu cirugía llevará más tiempo de lo que se estimó si te administran anestesia adicional.

Tu médico ahora se enfocará en hacerte sentir cómodo y no en la tarea que tiene entre manos, dejarte contornos suaves.

Lipo tumescente con sedación oral

Si te sientes nervioso por estar completamente despierto durante el procedimiento, una sedación oral puede ser todo lo que necesitas.

La sedación oral es una combinación de medicamentos, tales como el Valium e hidrocodona, en forma de píldora.

El coctel que se utilice depende del médico. Realmente no hay ningún estándar establecido en la industria.

La lipo tumescente con sedación intravenosa

Con la sedación intravenosa, el medicamento de sedación se administra a través de una inyección intravenosa en el brazo.

La sedación intravenosa bloquea el dolor y te manda a un sueño ligero o a un estado de inconsciencia, a menudo llamado “sueño crepuscular”.

Después del procedimiento, no tendrás ningún recuerdo de lo que sucedió, sentirás muy poco o casi nada de dolor y no experimentarás ningún tipo de náuseas.

La sedación intravenosa es considerada por muchos cirujanos como una alternativa mucho más segura que la anestesia general (ver a continuación). Afirman que es más segura porque no implica tener un tubo de respiración insertado en la garganta.

Desde luego, si hablaras con un anestesiólogo, te diría que es exactamente por eso que la anestesia general es más segura que la sedación intravenosa. Sienten que la anestesia general protege tus vías respiratorias y permite que el nivel de sedación sea más predecible.

Si tu liposucción requiere que estés boca abajo, es posible que no sea posible la sedación intravenosa, ya que dificultaría la respiración al estar sedado.

Otro de los riesgos con la sedación intravenosa es la sobredosis de sedante. Si la persona que administra los medicamentos por vía intravenosa no es un anestesiólogo de verdad y de buena fe, te podría administrar demasiado medicamento para dormir y ocasionar una sobredosis de sedante. Tu capacidad para respirar adecuadamente por tu cuenta se inhibiría y requerirías oxígeno suplementario.

Con el sueño crepuscular o la sedación intravenosa, se pueden eliminar aproximadamente cerca de 3 a 3,5 Kilos de grasa, del resto de lo extraído es líquido adormecedor.

Anestesia general

Con anestesia general, se te suministra un coctel de medicamentos, para comenzar, generalmente se suministra por vía intravenosa. En cuestión de segundos estás completamente inconsciente. De hecho, en realidad médicamente estás en un coma inducido durante todo el procedimiento.

Una vez estés dormido, te mantendrán allí con una máscara (de oxígeno) sobre la nariz y la boca.

¿En qué casos debería considerar la anestesia general?

Deberías considerar tener anestesia general …

  • Si tienes una gran área para ser succionada.
  • Si tienes múltiples áreas a ser succionadas.
  • Si te desagrada la idea de ver a un médico empujar hacia adelante y hacia atrás dentro de tu cuerpo un instrumento largo con forma de aguja.

Ventajas de la anestesia general

Más grasa puede ser eliminada. Con la anestesia general, se pueden eliminar alrededor de 4 a 4,5 Kilos de grasa ya que muy poco líquido anestésico es requerido. Entonces, si tienes un área, como el abdomen, con mucha grasa a eliminar o si deseas trabajar en múltiples áreas, entonces la anestesia general puede ser el camino a seguir.

Los cirujanos pueden trabajar rápidamente sin preocuparse por la comodidad del paciente. Muchos cirujanos usan anestesia general casi que de manera exclusiva, a menos que el área que se esté succionando sea muy pequeña, como la cara. Por esta razón, se sienten más cómodos al tenerte a ti, el paciente, completamente inconsciente mientras trabajan. Les permite moverse más rápido ya que no tienen que hacer pausas para asegurarse si estás bien. También pueden trabajar sin tener que lidiar contigo moviéndote. No sé ustedes, pero a mí me cuesta mucho estar sentado durante tres horas bajo las mejores circunstancias.

Es más segura para la posición boca abajo. Una vez más es probable que tu cirujano te recomiende la Anestesia General si necesitas estar boca abajo y quieras o necesites alguna alternativa de sedación. Estar boca abajo con sedación intravenosa puede hacer que se te haga muy difícil respirar.

Contras de la anestesia general

La resaca de Anestesia General. Como se mencionó anteriormente, algunas personas no reaccionan bien a la anestesia general y pueden experimentar …

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Boca reseca
  • Dolor de garganta
  • Escalofríos
  • Somnolencia
  • Ronquera leve

Debes ayunar antes del procedimiento. Cuando se te “someta” a la Anestesia General, necesitas ayunar al menos durante 6 horas antes de la cirugía, tal vez más (consulta a tu médico).

La recuperación postoperatoria es más larga. Salir de un coma médico inducido requiere algo de tiempo. Puedes esperar tener que estar en una sala de recuperación durante aproximadamente una hora después de tu procedimiento. Y no debes planear manejar ningún vehículo de cualquier tipo de equipo durante al menos 24 horas después de la cirugía.

¿Quién debería administrarte anestesia?

Si tu médico te recomienda que uses anestesia general, asegúrate de preguntar si él o ella te administrarán la Anestesia General. Algunos médicos utilizan los llamados CRNA o Enfermero Anestesiólogo Registrado y Certificado en lugar de un Anestesiólogo.

Los CRNA han obtenido al menos una maestría en el campo y obtienen su certificación por medio de la Junta Nacional de Certificación y Recertificación para Enfermeros Anestesistas al pasar un examen. Esta certificación debe renovarse cada dos años cumpliendo con los requisitos de educación continuada.

Dependiendo de dónde se vaya a realizar tu cirugía, el CRNA puede o no tener que ser supervisado por un médico certificado.

Un anestesiólogo es un médico real que ha completado su educación formal en la escuela de medicina y luego se especializa en anestesiología. No necesitan supervisión para administrar anestesia.

Conclusión

Decidir qué anestesia usar puede parecer abrumador, pero un buen cirujano se tomará el tiempo de repasar las opciones contigo para que puedas tomar una decisión informada.